La cancelación de visas de turista

10/06/2021. Por: Lic. J. Gustavo Castañón. La cancelación de visas no es algo nuevo. Es un recurso contemplado en la Ley de Inmigración de los Estados Unidos y el CBP (Control y Protección de Aduanas por sus siglas en Inglés) está facultado para realizarlas en caso de sospechar alguna irregularidad o bien si considera que su portador oculta, tergiversa, miente o incluso le comprueban fácticamente un delito en su propósito de viaje.

Lo cierto es que durante la pandemia y derivado de la restricción de viajes no esenciales a la Unión Americana vía terrestre, la cancelación de visas sufrió un incremento muy notorio y considerable. Incluso en aquellos “perfiles” de turistas que, por lo general en otro momento, no hubiesen tenido los ojos escrutadores del CBP encima.

Es entendible y legalmente justificable que un oficial de CBP realice más controles a los turistas con el único fin de proteger sus fronteras. No obstante, sabemos muy bien que al ser un “poder” que les confiere la Ley de manera discrecional, muchas veces se ve una aplicación desproporcional e inequitativa, impregnada de criterios desapegados de un raciocinio justo, prudente y al amparo de la inobservancia de los más básicos derechos del extranjero.

Pero no se puede sesgar de esta historia la mea culpa de muchos de nuestros paisanos quienes ya por necesidad, desconocimiento o simple confianza en la “suerte” se aventuran a viajar a los Estados Unidos con fines más que alejados de una simple estancia turística. Permítanme la expresión popular: “El horno no está para bollos”. Muchos oficiales han utilizado y utilizan el poder conferido bajo la pandemia con el “objetivo” de evitar la propagación del virus COVID-19 para realizar cancelaciones masivas de visas de turista. Fue y es el momento perfecto para ese enorme número de agentes del CBP, comprometidos con el cumplimiento irrestricto de la norma, de poder revisar a diestra y siniestra tantos extranjeros como lo juzguen prudente. También es el momento perfecto para aquellos otros oficiales, los menos, que son racistas y/o xenófobos y que siempre buscan una razón para desproveer de este beneficio migratorio a cuanto viajero se le cruce. En cualquier caso, lo mejor es cuidarse.

Basta poner en predicación al turista osado con la simple pregunta: ¿Por qué viaja a Estados Unidos si su viaje no es urgente ni esencial? Y ante la humana respuesta del paisano: Pero oficial, está prohibido por tierra, yo por eso viajo por avión. La embestida se espera en algo como: No estoy preguntando eso. Pregunto por qué viene si no es necesario. Y de ahí sin duda se vienen una serie de preguntas, cuestionamientos, revisiones, etc.

¿Y bajo qué argumentos se puede cancelar la visa? Pues va desde el perfil del turista, es decir, si se la dieron hace 5 años y era estudiante de Derecho, pero ahora trabaja en una tortillería, ese cambio de condiciones pudiese ser un motivo. Si cuando le dieron su visa estaba Usted soltero/a y fue con sus padres a tramitar la visa, pero ahora está casado/a, con dos hijos pero viaja solo/a ese puede ser un motivo. Si cuando le otorgaron la visa fue por ser un servidor público ya municipal, estatal o federal, pero ahora se dedica a actividades comerciales informales, ese podría ser un motivo.

También puede ser si el oficial revisa su récord y se da cuenta que viaja frecuentemente. Dos o tres veces por año. Si bien no es un delito, si puede convertirse en una razón de duda. Puede pensar que tiene intereses fuertes en la Unión Americana que lo hacen regresar constantemente.

Del mismo modo, las estancias prolongadas de otros viajes. Un oficial puede considerar que Usted ha utilizado su visa para quedarse a trabajar. Si Usted cuando le autorizaron la visa manifestó que laboraba en una empresa, pero en sus viajes se observa que permanece hasta 1, 2 o incluso más meses, habrá inconsistencias y dudas por parte del Oficial hacia Usted.

Evidentemente habrá una cancelación de visa si se le encuentra dentro de su equipaje, fotos de celular, perfil de redes sociales, mensajes de texto, whatsapp, messenger, etc. elementos que se constituyan en indicios y posterior evidencia de que Usted ha desempeñado alguna actividad laboral.

Un breve apartado amerita el mencionar que es su dicho contra el dicho del Oficial del CBP. Es su dicho contra la apreciación justa o no de quien le increpa. En el menor de los casos, le realizarán un proceso de Retiro de Solicitud de Admisión, lo que le permitirá volver a solicitar nuevamente su visa sin necesidad de esperar un tiempo determinado. Esto no significa que se la regresarán, pero de los males sería el menor. Por otro lado, también pudiese aplicársele de acuerdo con la carga que el oficial manifieste encontró en su contra, hasta una deportación inmediata. Esto acarrea los insufribles años de castigo que van desde cinco hasta diez años sin poder acceder nuevamente a una visa. Hay otros escenarios con castigos de 20 años o hasta de por vida que se pueden configurar en su contra de acuerdo con otros supuestos legales que no tiene caso mencionar en este artículo.

Lo mejor para Usted en todo caso estará en su propia reflexión de la necesidad de viajar. De sus intereses particulares. No se trata de juzgar las decisiones sino en transmitir una serie de hechos que pudiesen acontecerle como les han acontecido a tantos paisanos. ¡Cuídese y cuide su visa!

Publicado por centrodeapoyoalmigrante

Servicios de Apoyo y Asistencia al Migrante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: