¿Requiero un abogado?

Despacho del Centro de Apoyo Jurídico

¿Usted requiere un abogado? Es muy difícil saber en qué momento de la vida se puede llegar a requerir uno. En México, en algunas regiones más que en otras, no existe o es mínima una cultura legal que permita realizar nuestros actos jurídicos al cobijo de las leyes y con ello, evitarnos mayores problemas, descontentos y pleitos que se pudieron preveer.

Muchos identifican la necesidad de un abogado sólo cuando ya existe un conflicto. Cuándo ya se tiene una demanda ó cuándo se quiere exigir o demandar una prestación en especial. Paradójico además, que cuando estamos en esa situación no recordamos ninguno o por lo menos, no recordamos uno bueno. Cierto es que hay situaciones impredecibles, pero en este post, nos referimos a las que pudieron prevenirse.

Existen múltiples acciones de nuestra vida diaria en que se posterga lo que tarde o temprano se tiene que realizar. Muy común decirnos: Mañana lo hago. En serio que sí lo hago. Te digo que sí lo tengo presente. Hoy no, pero después sin falta. Es que fíjate que eso cuesta y mejor ese dinero lo uso para la fiesta de la niña o para las vacaciones o para el enganche del coche. Total no urge. Preferible será siempre acercarse a un abogado a tiempo que acercarse cuando ya hay una emergencia.

Por ejemplo, cuántas personas conocemos que viven en “su” casa sin que cuenten o hayan formalizado sus escrituras. En un pedacito de terreno que papá les cedió verbalmente y en el que construyeron sus cuartitos, su sala, cocina. Pero un día papá fallece y entonces todo se complica. Surge el hermano que quiere una parte, porque la cuñada lo influye a reclamar lo que considera es de todos. Ahora sí a gastar y padecer, la amenaza es inminente.

Aquel cuyo padre falleció y aunque sí dejó testamento, el heredero nunca realizó el juicio sucesorio testamentario correspondiente para transmitir la propiedad, porque según su pensar, de cualquier manera el testamento dice que ya es suyo. Sin mencionar que alega que eso sale caro. Supongo que si no lo haces pronto y con el paso de los años, éste dejará de generarte gastos, o el notario obviará sus honorarios o el proceso legal será cada vez menos complejo y tardado.

Cuántos matrimonios de mediana o edad avanzada conocemos que tienen años separados y que nunca se divorciaron, ya por una situación u otra. Sin tomar en cuenta que al reiniciar cada quien su vida se quedan en medio de una serie de conflictos sin resolver. Problemas que pueden surgir aún en vida o sobrevenir a la muerte de alguno de ellos. Llámense herencias, llámense pago de seguros de vida, derecho a pensiones, etc.

Que decir de aquellos que venden o compran un coche o camioneta al amigo, primo, compadre o a un desconocido y sólo dió o tiene el título del vehículo pero nunca se endosó o se realizó el cambio de propietario o se formalizó la compraventa. O peor aún, ni factura tiene, pero no desconfía de su amigo ya que lo conoce de los viernes de fiesta.

Cuántos abuelos asumieron la responsabilidad o paternidad de hecho, pero no legal, de nietos cuyos padres emigraron a otro estado u otro país o simplemente los abandonaron y no existe una resolución para que éstos puedan disponer lo mejor y más prudente a favor de sus nietos. Días, meses u años pueden pasar antes de que se les presentan dificultades que los hará padecer por no poder hacer las cosas que pensaban podían hacer. Y entonces y sólo entonces buscan la ayuda legal.

Cuántos menores que nacieron en los EU y cuyos padres dejaron en México con los abuelos, empiezan a batallar al tratar de sacarles un pasaporte o trámites escolares o cuestiones médicas. Cuánto tiempo pasa antes de que los padres busquen los recursos legales para que los abuelos puedan gozar de los derechos y obligaciones de acuerdo a lo que ellos necesitan y con ello poder brindar una buena calidad de vida a los nietos.

Cuántas personas conocemos que viven bajo el miedo ante situaciones cuya resolución suele ser relativamente sencilla. O gente que vive en una burbuja de desconocimiento y continúa realizando actos que a ojos de ley conllevan una sanción aparejada aunque la persona asuma que no es así. El desconocimiento de la ley a nadie beneficia.

Hay quien cree que saldría caro y muy tardado corregir su acta de nacimiento porque tiene que modificar una letra de su apellido, ya que toda su documentación aparece con “z” y no con “c”. Escuchó al vecino decir que era un juicio lento y tedioso. Pero no es así.

O de manera contraria, hay gente que cree que es cuestión de días solucionar eso de cambiar el lugar de nacimiento de su hijo, ya que nació en USA, pero en el registro aparece nacido en México. Así que como cree que es tan simple, lo posterga y posterga.

Quién no conoce a una esposa que por estar bajo el régimen de bienes mancomunados, cree que si demanda el divorcio, además de la mitad de los bienes, está segura, por el consejo de la comadre, que puede exigir una pensión económica a su favor y de una vez, una indemnización y unas cuantas prestaciones más. Todo esto asesorado al calor de un café con las amigas.

Quién no conoce a aquel hombre que alega que sí la esposa le demanda el divorcio, jura y afirma que no le dará nada porque a final de cuentas, la casa, el carro, el menaje de casa, las cuentas de banco los adquirió él y que ella no tiene derecho porque nunca trabajó.

Cuantas personas rentan tierras de cultivo, ya temporal o de riego, por meses o años y que sólo están amparados por la palabra. Pero al tiempo, ya por factores externos o propios, se ven inmersos en un problema legal.

Personas que adquieren un bien inmueble (casa habitación, terrenos, departamentos, etc.) por un determinado monto económico con cierta persona y con el cual por años no tuvo problemas, pero que al fallecer el vendedor, se ve ante un enorme conflicto de propiedad que pudo haberse evitado. Estos pensamientos, en ciertos casos, dejan al borde de perder lo que por años se ha construido como patrimonio.

Cuántos paisanos que radican en EU, con o sin documentos, quisieran divorciarse por diversos factores de su vida, ya sea que estén ambos cónyuges allá o que uno esté en México, pero no lo hacen porque creen que es muy difícil o extraordinariamente caro.

Cuántas personas tienen una, dos o más personas trabajando en su panadería, juguetería, autolavado o tienda de abarrotes y después de tiempo se ve inmerso en problemas laborales por diferencias con su trabajador. Que si lo corrió, que si no pagó vacaciones, que si tenía tanto tiempo o tal puesto. Todo por hacerlo de palabra.

Ahora, si bien los ejemplos arriba expuestos tienen una solución vía jurídica, los gastos, costas, tiempo, molestias, angustias, enojos y demás para su tramitación y resolución favorable, se pudo haber evitado mediante el correcto proceder en su tiempo.

Por estos y muchos, muchos casos, supuestos, escenarios, posibilidades es que debemos meditar y reflexionar sobre lo que tenemos pendiente. Los abogados son profesionistas capacitados para poder guiarlos en sus actos jurídicos diarios con la finalidad de salvaguardar los bienes jurídicos tutelados. Tarde o temprano requerirá uno. Mejor antes que después. Acérquese a su abogado de confianza. Exponga sus dudas. Busque aquellos que sean claros y sean accesibles

En Centro de Apoyo Jurídico “Zacatecas”, nuestro principio rector es la búsqueda de la solución de los conflictos mediante el diálogo y los acuerdos extrajudiciales que permitan la satisfacción de las partes. Esto evita pérdida de tiempo, erogación de gastos, costos y honorarios.

Buscamos la previsión jurídica para evitar en lo mayor posible problemas legales a futuro.

Pero entendemos que muchos de ellos se tendrán que ventilar, conocer y litigar en las instancias judiciales correspondientes. Para ello, el compromiso de nuestros abogados es conducir y representar cada caso de forma diligente y profesional para alcanzar y obtener las pretensiones esperadas sin menoscabo de sus finanzas ya que se brindan servicios de bajo costo en beneficio de la Comunidad.

Por: Lic. J. Gustavo Castañon C.

26 Septiembre 2019

WhatsApp: 492-1189458

apoyoalmigrantezacatecas.com/abogacia-en-mexico/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close