¿Es difícil calificar para la visa americana?

Cualquier persona que desee visitar otro país deberá informarse si dicho país solicita el trámite de una visa para ingresar, ya sea como turista, por negocios, estudios u otro fin. En el caso de los ciudadanos mexicanos, uno de los países que se desea visitar en mayor proporción, es Estados Unidos de América.

¿Es difícil calificar la visa de turista americana? Nótese la diferencia que hacemos al preguntar sobre sí es difícil CALIFICAR la visa y no preguntar sobre sí es difícil TRAMITAR la visa, ya que son planteamientos completamente distintos. Dicho de otra manera, cualquier persona puede TRAMITAR la visa si tiene pasaporte mexicano vigente, llena su solicitud de No Inmigrante, paga la tarifa consular al Gobierno Americano y se presenta a sus citas de huellas y fotos así como de entrevista consular (Para más información sobre cómo tramitar la visa dar click aquí) Pero no cualquiera puede CALIFICAR para este documento. Ya que esa decisión depende exclusivamente del Oficial Consular que hace una valoración de cada solicitante.

El proceso para el trámite de una visa y los criterios para su aprobación son establecidos en la legislación migratoria aplicable vigente de cualquier país. Estados Unidos basa en su Acta de Nacionalidad e Inmigración (INA por sus siglas en inglés) estos principios. Mucha de la gente que tramita la visa es rechazada bajo la sección 214(b) de esta ley. La cual exige lazos económicos fuertes en México, vínculos emocionales, patrimoniales, académicos que comprueben que la persona que quiere viajar a la Unión Americana sólo permanecerá por un tiempo breve y que cuenta con los medios para solventar sus gastos, así como que no existe duda o sospecha de que pueda quedarse por más del tiempo permitido o desempeñar alguna actividad ajena al tipo de visa.

Requisitos normales, ya que se busca que el extranjero no se vaya a convertir en una carga pública al sistema gubernamental u oculte alguna intención contraria al documento solicitado. Pero no sólo EEUU realiza este tipo de filtros para permitir a un extranjero poder visitar, conocer o viajar a su país. Es un criterio similar el que México usa para revisar, entrevistar y calificar para una visa a aquellos ciudadanos de países como Honduras, Cuba, El Salvador, etc., que desean viajar a México.

El gobierno mexicano a través de sus consulados, llega a solicitar evidencias como: Original de constancia de trabajo firmada y sellada por autoridad competente que señale claramente salario mensual, antigüedad y el puesto. Constancia de estado de cuenta bancario o de inversiones que indiquen fecha de apertura y saldo promedio de los últimos seis meses, la cual debe ir debidamente certificada por la institución bancaria; también se solicita originales de bienes muebles e inmuebles, en algunos casos con una antigüedad mínima de 2 años de propiedad. En el caso de los ciudadanos de Cuba, se solicita que el saldo promedio mensual de la cuenta bancaria a presentar sea de 1,700 dólares como mínimo durante seis meses. En el caso de los ciudadanos de El Salvador el promedio solicitado es de 1,800 dólares por mes. También un año mínimo en el empleo y un salario de por lo menos 600 dólares al mes. Estos son algunos de los requisitos que nuestros oficiales mexicanos exigen al solicitante extranjero al momento de su entrevista. Amplios requerimientos que reducen la posibilidad de calificar para una visa, pero que dejan en claro el perfil del aspirante o viajero que nuestro país considera idóneo.

Así que no es tan complicado imaginar que los Estados Unidos pidan a mexicanos cubrir también con ciertos requisitos. De acuerdo a la página oficial de la Embajada Americana para comprobar solvencia se debe presentar documentos adicionales requeridos para la entrevista en persona, se puede leer:

  • El propósito de su viaje
  • Usted planea salir de los Estados Unidos después de su viaje; y/o
  • Su solvencia para pagar todos los costos de su viaje.
  • Evidencia de que su empleo y/o sus lazos familiares pueden ser suficientes para comprobar el propósito de su viaje y de que es su intención regresar a su país de origen.
  • Si no puede cubrir todos los costos de su viaje, usted puede mostrar evidencia de que otra persona cubrirá algunos o todos los costos de su viaje

Ahora, un punto interesante es que los requerimientos del Consulado Americano son más generales y no tan específicos como los requisitos que el gobierno mexicano exige presentar para una entrevista. No exponen monto específico de ingreso mensual o de saldo promedio en cuentas de ahorro o inversión bancaria. No expresa lo mínimo que se requiere como patrimonio. Esto sin duda es al mismo tiempo favorable y no. Para algunos esta ambigüedad les ha sido favorable. A otros no. Posiblemente este tipo de apreciación consular fundamente más la idea tan arraigada de la llamada “suerte”, porque deja la decisión final a un Oficial quien determinará qué entiende él por solvencia económica, qué entiende él por lazos fuertes en México o por vínculos patrimoniales. Un poder discrecional que a veces pareciese sujeto a ideas racistas, de creencias políticas, de cambios de humor, de factores externos, etc. Y no tanto de cuánto el solicitante en verdad aporte durante la entrevista.

Como solicitantes podemos presentar una cuenta de banco con una buena suma de dinero y aun así el oficial puede considerar que no es suficiente y negar la visa. Podemos no presentar cuenta de banco y el oficial puede considerar que no es relevante y calificar la visa. Habrá profesionistas que a pesar de sus estudios, a la autoridad le parezca poco su salario o antigüedad. Habrá productores de uva que quizás convenzan con sus ingresos aunque no con su preparación académica.

En todo caso, hemos expuesto que no hay un solo factor que niegue este documento. Pero tampoco uno solo que la otorgue. Es la suma de la entrevista lo que arroja luz al Oficial. Lo que nos queda es esperar que su valoración se justa, proporcional y en apego a la aplicación de la norma de observancia general al caso particular.

Calificar la visa de turista, por obvias razones, mientras menos podamos comprobar nuestro interés legítimo de ingreso, tiempo de estancia, lazos emocionales y familiares, ingresos y forma en que cubriremos nuestros gastos, más se dificultará obtenerla.

¿Y si de pronto el gobierno americano requiriera cierto nivel de salario por mes? ¿Y si se pidiera obligatoriamente una cuenta bancaria con una antigüedad suficiente y un promedio mensual mínimo de dinero? ¿Y si fuera necesario contar con propiedades a nuestro nombre? ¿Y si se exigiera un ingreso mensual mínimo por cualquier otra actividad laboral o comercial? ¿Y si se dedicara a un negocio y nos pudieran registro de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público y antigüedad de más de dos años? ¿Y si se hiciere requisito obligatorio no contar con antecedentes en EU sin importar los años que hayan pasado? A cuántos de nosotros como solicitantes de visa americana nos excluirían estos criterios. Y a cuántos sí nos beneficiarían.

De cualquier manera, en el aquí y ahora, en el derecho y el hecho, lo mejor que tenemos es prepararnos lo mejor posible para cumplir con esos criterios generales y dejar al Oficial la valoración particular. Reiteramos, al César lo que es del César…

Por: J. Gustavo Castañon.

Agosto 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close